Yoga y mindfullness: Buenos aliados para terminar con el bruxismo nocturno


0

El rechinar los dientes y apretar la mandíbula mientras se duerme es también conocido como bruxismo y se le relaciona con el estrés o la ansiedad. Esta molesta conducta ocurre la mayoría de las veces mientras se duerme, pero también pasa en el día.

Cada día más personas descubren que padecen un trastorno del sueño que lamentablemente se ha puesto de moda en los últimos tiempos. Se trata del bruxismo, el que generalmente es alertado por parejas que escuchan como rechinan los dientes de quién los acompaña en la cama o por el dentista cuando el paciente asiste con dolores faciales o piezas dentales sueltas: “La mayoría de las personas no se dan cuenta. Muchos comienzan con dolor facial y de cabeza, a lo que también se le suma un mal dormir, con sueño interrumpido, y un despertar cansado” explica Manolis Jusakos, cirujano dentista de Clínica Somno.

Existen estilos de vida que llevan a ser más propenso a bruxar: el estrés, beber alcohol, fumar, el uso de drogas recreativas, tomar bebidas con cafeína (más de 6 tazas de té o café al día). “La ansiedad es un factor que puede genera estos actos involuntarios. El bruxismo no sólo se debe tratar protegiendo los dientes, sino también cambiando el estilo de vida de la persona” agrega el especialista en sueño de Clínica Somno.

“Las personas que tienen un mal dormir y hablan o murmuran de noche, patean cuando se están quedando dormidas, experimentan alucinaciones en la cama o tienen parálisis del sueño (incapacidad temporal de moverse o hablar mientras se despierta o se queda dormido) son más propensos a tener bruxismo” agrega el Dr. Jusakos.

Cambio de hábitos: La solución para el bruxismo

 Muchas personas que rechinan o aprietan los dientes utilizan dispositivos intra-orales (planos de relajación) para reducir la sensación de comprimir y prevenir el desgaste de sus piezas dentales. Sin embargo, el especialista de Clínica Somno advierte que para una superación más profunda del problema: “Es prioritario hacer un examen físico exhaustivo, junto con revisar los distintos hábitos del paciente que pueden llevar al paciente a tener un mal dormir”

En este sentido, es importante trabajar la “higiene de sueño”: Desconectarse de los celulares y el trabajo un par de horas antes de dormir, comer liviano de noche, hacer deporte de día, entre otros, aportan a un mejor descanso. En la consulta médica, el especialista recomienda una serie de ejercicios mandibulares para disminuir el dolor muscular, incluyendo estiramientos y masoterapia durante el día y antes de dormir: “Si a esto se le agrega yoga y mindfulness o meditación, tendremos un buen complemento que por un lado relaja al paciente, y por otro, fortalece su musculatura bucal y reducen el sufrimiento de la mandíbula” señala Jusakos.

Si requieres más información sobre este tema puedes ingresar al sitio web de Clínica Somno ( www.somno.cl) y agendar una cita con un especialista en temas de sueño y buen dormir.


Te gustó? Compártelo con tus amigos

0

Comentarios

comentarios