Apoderado atacó con una silla a profesor de Tinguiririca


0
36 Compartidos
Colegio de profesores

El colegio de profesores inició la denuncia sobre la asada acción que tomó un apoderado de la escuela F-413 Tinguiririca Las Quezadas, en la comuna de Chimbarongo, atacando a un docente con una silla en presencia de alumnos.

Un hombre ingresó al comedor escolar y golpeó con una silla de fierro, que lo dejó con 5 puntos en la cabeza, al profesor Fernando Torrealba, de 66 años y con más de 40 de ejercicio profesional.

“Yo estaba en clases con los niños de quinto básico y estaban todos trabajando, uno de ellos no trajo los materiales y andaba en la sala dando vueltas. En eso hubo una discusión con otro compañero y se pusieron a pelear entre ellos sólo de palabras, sin agresiones físicas. Con los ánimos alterados, le dije a este niño que mejor se fuera de la sala para evitar un problema mayor. Cuando salió de la sala llamó al papá, no sé que le habrá dicho”, relató Torrealba.

“Luego bajé y estaba en el comedor, porque soy el encargado de la alimentación del colegio, y ahí llegó el papá de este niño muy alterado, obviamente no pidió permiso y sólo dijo que quería ubicar al profesor Torrealba y su hijo le indicó que estaba en el comedor. Llegó y quería agredirme, me tiró un combo y le hice el quite, después tomó una silla de fierro y me la lanzó. Traté de protegerme, pero igual me causó una herida y tengo 5 puntos en la cabeza. Salió del lugar con insultos aduciendo que yo había echado a pelear a su hijo”, añadió el profesor.

Luego del ataque, profesores y funcionarios del colegió solicitaron al apoderado en cuestión que abandora el recinto para poder calmar a los alumnos que fueron testigos de la agresión, llamando a Carabineros para su posterior detención.

El culpable pasó a control de detención ante el Juzgado de Garantía de San Fernando decretando por parte de la jueza, la prohibición de acercarse al profesor y decretó una orden de arraigo nacional en su contra.

Según consignó radio Bio Bio: el vicepresidente nacional del magisterio, Guido Reyes, se reunió con el profesor Fernando Torrealba y adelantó que presentarán una querella contra el apoderado y pedirán que se investiguen otras responsabilidades. “Los empleadores y sostenedores municipales tienen la obligación por ley laboral de resguardar la integridad física y psíquica de sus trabajadores y, en este caso, el apoderado ingresó al comedor. Fallaron los controles”, concluyó.


Te gustó? Compártelo con tus amigos

0
36 Compartidos

Cual es Tu Reacción?

Me enoja Me enoja
1
Me enoja
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me sorprende Me sorprende
1
Me sorprende
Me asusta Me asusta
0
Me asusta
Me entristece Me entristece
0
Me entristece

Comentarios

comentarios