Policial

Detienen a empleado de estación de servicio por apropiarse de cerca de $2 millones

Llevaba un mes trabajando y se apoderó de casi 1.800.000 millones de pesos.

Una denuncia por apropiación indebida de dineros fue acogida por la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) Rancagua, la cual fue cursada por el representante legal de una estación de servicio ubicada en avenida Bernardo O’Higgins, con calle Victoria, en la comuna antes señalada, informe en el cual daba cuenta que un empleado que atendía clientes y cumplía funciones administrativas, se habría quedado con parte de la recaudación mensual del local expendedor de combustible.

El hecho quedó al descubierto luego que el representante legal de la bencinera realizara la cuadratura de los dineros, percatándose que, en la rendición de cuentas hecha por el empleado, existían comprobantes de depósitos a una máquina recaudadora cuyos números de operación estaban duplicados, pero que eran utilizados por el administrativo para cuadrar los comprobantes de las ventas diarias.

Conforme a lo investigado por la PDI, la estación de servicio contaba con una máquina similar a un cajero automático, la cual solo recibe depósitos de dineros de las ventas realizadas por los atendedores. Al momento de realizar un depósito, el artefacto emite un comprobante que queda en poder del atendedor, el cual debe coincidir con las ventas que cada empleado realiza durante el día. Para poder hacer concordar las cifras, el imputado contaba con una clave para operar la máquina como atendedor y otra clave que permitía manipularla como administrador. Es así que el empleado se habría valido de sus privilegios como administrador, para sacar copias de comprobantes, las cuales hacía pasar como documentos originales en los cuadernos de contabilidad, para quedarse con parte de los dineros.

Según antecedentes recabados, a pesar que el empleado sabía que en el momento en que la empresa de valores encargada de recaudar mensualmente el dinero hiciera los retiros, el ilícito quedaría al descubierto, igual perpetró el delito desde su segundo día de trabajo, logrando apoderarse de 1 millón 830 mil pesos, mientras cumplió funciones en el lugar, motivo por el cual fue detenido en flagrancia por el personal de la PDI.

De acuerdo a lo informado por la Bridec Rancagua, el detenido de 34 años, que no registra antecedentes penales, fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua, para su correspondiente control de detención.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas